Actualidad

La sala en un restaurante

22/05/2019

El vestuario profesional es una pieza clave de la comunicación y la imagen de un restaurante, complementa a la gastronomía, el estilo y la esencia de los equipos de trabajo de cocina y sala.

 

La ropa de trabajo forma parte de esa comunicación no verbal (y tan potente) que integra la imagen global y la impresión que se llevará alguien que entra por primera vez en el local.

 

Una de las primeras cosas en las que debemos pensar es: ¿Qué tipo de prendas le conviene a mi equipo?

 

 

Dentro de un restaurante existen diferentes oficios: el cocinero, el maitre, el camarero, el sumiller, el barista...cada uno tiene unas necesidades porque sus trabajos así lo requieren y hoy, nos vamos a centrarnos en las que competen a la sala, entre otras cosas porque además se celebra el día mundial de los camareros.

 

La configuración que hacemos inicial para saber qué y cuántas prendas necesita nuestro equipo es definir cuáles debe vestir cada uno: ¿con traje? ¿con delantal? ¿con polo o camisa? ¿qué tipo de pantalón? ¿qué color será el corporativo? Parecen preguntas sin importancia. pero son bastante importantes porque sólo así conseguirás una imagen coherente entre todos ellos.

 

¿Debería añadir otros elementos de imagen corporativa a los uniformes?

Es una forma de ampliar el recuerdo de tu marca, ayuda al equipo a sentirse parte del equipo y genera, en cierto modo, confianza en el cliente porque, de forma indirecta le estás diciendo que te preocupas de los pequeños detalles. Y, esos detalles son los que te ayudarán a marcar la diferencia cuando un foodlover entre por primera vez en tu local para probar tu gastronomía.

 

Una vez que hayamos identificado las necesidades de cada oficio, es el momento de contar el número de personas que vestirán las nuevas prendas de trabajo, pensando además en que deben tener alguna de recambio.

 

Si sabemos cuántas nos hacen falta, podemos planificar y si planificamos las cosas, generalmente, suelen salir mejor, llegarán todas las prendas a la vez y verás a tu equipo ideal y motivado.

 

¿Cómo potenciar la sala con el vestuario profesional?

El vestuario profesional de sala te ayuda también a potenciar la imagen de tu negocio, la decoración que con tanto cariño te has preocupado para que represente la identidad y esencia de tu cocina.

 

Con un gran vestuario profesional podrás estar explicando mucha información sobre tu negocio sin tener que decir una sóla palabra. Y es que por lo general, nos fijamos en el aspecto de las personas con las que hablamos.  

 

La sala en el lugar que le corresponde.

 

Hasta hace muy poco tiempo el personal de sala estaba un poco olvidado, la cocina ha vivido una serie de cambios que le posicionan como uno de los ejes de la economía global, sin embargo, los premios y reconocimientos iban encaminados sólo para los cocineros. A día de hoy, la sala y el personal que lo hace posible se están abriendo camino y es que al final, con el que interactúa el comensal es con las personas que les atiende, y en más de una ocasión hemos visto un local arruinado o que ha logrado el éxito gracias a este equipo que está de cara al público.

 

Y es que, hoy en día, no vale con un camarero que sea educado, además debe ser el referente y exponente de todo lo que se hace en la cocina: saber contar las elaboraciones e ingredientes que tiene un plato, ser agradable, llevar todas las prendas de trabajo impecables.

 

Y hoy, siendo como os dijimos al principio, el día mundial de los camareros queremos agradecerles la paciencia, la asertividad, la amabilidad y el esfuerzo que hacen día tras día con todos los que se sientan alguna vez en las mesas que regentan.

 

¿Qué más se debe tener en cuenta para seleccionar el uniforme de sala?

Para escoger un buen vestuario profesional debes fijarte en que sean prendas de calidad, como las tendencias que fabricamos en Monza, son prendas de uso diario que debemos lavar muchas veces, que sufren con los roces, las salpicaduras de vino o refrescos...la calidad también favorece que las prendas sean cómodas para las personas que las llevan, no hay nada peor que trabajar mal agusto y una forma de evitarlo es: consultar con tu equipo con qué entre la selección que les propongas se sentirán más a gusto.

 

Prueba las prendas de trabajo antes de comprarlas.

 

En nuestros distribuidores de confianza podrás probarte (y tu equipo) las prendas antes de hacer el pedido para el equipo, escoge las tallas adecuadas porque si son más grandes o más pequeñas las personas estarán incómodas y no trabajarán a gusto porque eso, se acabará notando en el servicio que ofrecen.

 

Hoy en día, las tendencias que fabricamos en ropa de trabajo te permiten no sólo dotar de una identidad acorde al restaurante, sino también que aporte información positiva a las personas que visitan tu centro de trabajo.

 

Confía en fabricantes, nuestra experiencia nos avala

 

En Monza somos conscientes que existen muchos tipos de personas, por hemos en nuestros catálogos encontrarás tres class diferentes: Power, Master y Trend que tenemos muy bien definido para que te resulte más fácil encontrar las prendas de trabajo que mejor representen tu personalidad.

 

Dentro de poco sacaremos una nueva colección de hostelería sino te quieres perder ni una de las nuevas prendas será mejor que nos sigas por redes sociales (somos @MonzadeObrerol) y en nuestro blog ;) 

Copyright © Obrerol-Monza S.A.