Actualidad

Saber que el usuario se identifica con nuestras prendas es ¡creer en lo que hago!

17/04/2018

Hoy comenzamos una nueva sección en el blog, queremos que conozcáis de primera mano a las personas que están detrás de nuestra marca, con las que muchos de los que nos leéis habláis día tras día, gracias a ellas, a su pasión, a su tenacidad y a su implicación podemos ser la marca de referencia en el vestuario profesional que somos.

Enjoy Excellence

Os presentamos (para quién no la conozcáis) a Vanesa Naharro, Responsable técnico de Innovación y Desarrollo en Monza, ella empezó su andadura hace casi 20 años junto a su madre y su tía, desde entonces se ha desarrollado en diferentes departamentos de la empresa, conoce a la perfección el producto, crea tendencias y además hace visitas comerciales, una mujer todoterreno que está detrás de las novedades que os presentamos año tras año.

Vanesa Naharro

Vanesa, en los casi 20 años que llevas en Monza de Obrerol, has crecido con nosotros, ¿cómo describirías tu trayectoria?

Empecé como ayudante de la encargada de plancha, las principales labores que desarrollaba era repartir la labor en todos los puestos, doblar, planchar… de todo un poco, estuve como tres años.

Después me incorporaron en el Departamento de Calidad, por entonces, estaba sin desarrollar. Estuve 13 años realizando todas las labores del departamento de calidad: pruebas de solidez del color, revisión de los tejidos y de la confección o comprobación de las medidas.

En 2012, me uní al Departamento de Ventas, una zona de España se quedó sin agente comercial, en ese momento no tenía mucha idea de venta, sin embargo, conocía el producto a la perfección, lo que me ayudó a desarrollarme en mi nuevo puesto.

Supuso un cambio muy importante y motivador en mi carrera, no por los nuevos retos, que también, si no por el cambio de rutina, pasé de estar en fábrica a viajar para visitar a los distribuidores de una zona.

Después de eso, me incluyeron en el Comité de Valoración de Diseño de Producto, hago formaciones, pienso en nuevas prendas…la evolución fue muy rápida, en poco tiempo fueron muchos cambios a mejor, como ves, no tengo una zona de confort, (risas), pero me adapto muy bien a los cambios y las nuevas oportunidades.

Acabas de decirnos que, una de tus funciones es pensar en las prendas que se van a fabricar antes de que existan, parece algo complicado, que necesita de mucha creatividad y pasión. ¿Nos puedes contar cómo se te ocurren qué prendas profesionales deberían fabricarse?

Las novedades que lanzamos en cada catálogo de vestuario profesional (industria, hostelería o sanitario) ((enlace catálogos)) parten de las necesidades de los profesionales, hacemos un estudio de mercado con toda la red comercial, nuestros distribuidores y con los usuarios, analizo la información y se lo presento al comité en forma de conclusiones, y junto a otras tres personas, decidimos si fabricamos o no esas propuestas que debatimos.

Como bien has dicho, en Monza fabricamos para tres sectores muy diferentes, industria, sanidad y hostelería, ¿Se siguen procesos diferentes para diseñar tendencias de vestuario profesional en cada uno de ellos?  

El proceso que utilizamos es el mismo para los tres sectores, lo que varía en cada uno de ellos, es el análisis de cada profesión, nos planteamos cómo es el trabajo del profesional para el que vamos a diseñar y confeccionar una prenda nueva, así como cuáles son los movimientos que hace. De esta forma definimos qué tejidos son más apropiados para su actividad, en todos los casos varía si es un profesional que se mueve mucho o no.

Otra pregunta que estudiamos en profundidad es el tipo de herramientas que cada profesión utiliza, para darle funcionalidad a la prenda, no es lo mismo fabricar una chaquetilla de cocina, que igual necesita un bolsillo para un bolígrafo y el termómetro, que diseñar un pantalón para un electricista que necesita muchísima más funcionalidad.

Este método lo utilizamos para cada sector, fijándonos en los detalles de cada tipo de trabajo y también para cada persona.

Comentas que os fijáis en cada persona a la hora de pensar en el diseño y confección de prendas laborales, ¿existen diferentes prendas para cada personalidad?

¡Claro! En Monza queríamos darle un sentido al vestuario profesional, porque queremos que forme parte del profesional, cada uno tenemos una forma de ser, un estilo de vida que no tenemos por qué perder a la hora de ir a trabajar. Por eso creamos un sistema con tres tipos de usuario, tres Class, cada una muy identificada, porque a la vez son muy diferentes.

Creamos el usuario Trend Class que es el innovador, el líder del equipo, el más creativo. El usuario Master Class es el más perfeccionista, más meticuloso y el usuario Power Class el que busca el equilibrio entre comodidad y resistencia.

Queremos diferenciarnos, que los usuarios cuando entren en la tienda de nuestros distribuidores ((enlace distribuidores)) se identifiquen con las prendas, que descubran cómo les puede ayudar a mantener su estilo en su profesión. Y eso es, ¡la mejor recompensa!

En 20 años, seguro que te han pasado un montón de anécdotas, ¿recuerdas alguna con especial cariño?

Ha pasado muchas cosas, pero tengo grabada para siempre en la memoria una muy especial, fue durante el 58 Aniversario de Monza, queríamos hacer algo aquí en la fábrica, algo para el personal, se nos ocurrió hacer un storytelling (contar nuestra historia como si de un cuento se tratase).

Sabía que iba a ser un momento especial antes de que llegase el momento de “meterme” en el papel “YO SOY MONZA”, mi sorpresa fue que acabamos llorando de la emoción, recordamos muchos momentos que nos unen como equipo, ¡no se me olvidará nunca!

Para finalizar, si tuvieras que escoger tres prendas, ¿cuáles serían?

 

Copyright © Obrerol-Monza S.A.