Actualidad

Tendencias del vestuario profesional para 2019

15/01/2019

El 2019 acaba de empezar y una de las cosas que nos promete este año son muchas tendencias en el vestuario profesional: funcionalidad, comodidad, resistencia y estilo. Las prendas de trabajo se han convertido en una forma más de expresar quiénes somos y qué hacemos, es una herramienta no sólo de trabajo, sino también de comunicación no verbal.

La ropa que confeccionamos para la industria parte de un esquema que, a priori, parece muy sencillo y que podríamos basar en el tipo de relaciones que una prenda tiene: la relación con ella misma (para qué se utiliza), con el usuario (comodidad y acorde a su personalidad) y con el entorno (la identidad de cada negocio).

La funcionalidad.

Una prenda confeccionada para trabajar tiene que ser por definición, funcional. Debe proteger a la persona que está desarrollando un puesto de trabajo concreto, o tener la capacidad suficiente para llevar parte de la herramienta, un boli o el móvil. Cada maestrillo, como dice el refrán, tiene su librillo, y si lo trasladamos a la industria, nos encontramos con que cada profesional tiene unas necesidades intrínsecas por su puesto de trabajo.

Por ejemplo, alguien que trabaja en la carretera o en zonas de tránsito de vehículos debe vestir prendas de alta visibilidad, que permitan a los conductores verles a distancia, son prendas, que protegen al trabajador, anunciando visualmente que están en un sitio y evitar un accidente.

Otro ejemplo podría ser alguien que trabaja en un almacén, revisando pedidos o creando los paquetes que se hayan solicitado a través de una tienda on-line, en este caso, las prendas que debe vestir tendrán que tener capacidad para un boli, un móvil o una tablet y poder gestionar según los parámetros de cada empresa la logística.

Si queremos completar el look sólo tenemos que añadirle el pantalón estilo trekking, confeccionado con rip-stop, cuya principal característica es que tiene una alta resistencia al desgarro. Además incorpora en el diseño, distintos bolsillos en los que el usuario podrá distribuir el boli, el móvil, la pda, la libreta, un cutter, etc…para llevar la carga repartida de forma cómoda.

La funcionalidad además es tendencia y es que trabajamos en una sociedad que vive muy rápido no queremos desperdiciar ni un minuto y si una prenda además de funcional representa a la persona que lo viste por su estilo y personalidad es más sencillo todo, porque podrá destinar los minutos que necesita para cambiarse a su familia, al deporte o simplemente descansar tras la jornada. Lo que nos lleva a la segunda parte de la ecuación para resolver ¿qué tendencias se llevarán en la industria este 2019? La atención se centra en quién utiliza qué prendas, o lo que es lo mismo:

El usuario.

Las prendas de trabajo se han convertido en una parte esencial que determina, en cierto modo, la personalidad de cada uno, es la ropa que más utilizamos, debemos sentirnos cómodos con el uniforme de trabajo, por eso, hemos diseñado tres estilos muy diferentes: Power, Master y Trend Class. Con los que podrás escoger según la personalidad de cada miembro del equipo un look completo, que represente la esencia de cada persona y la identidad de la empresa.

Y es que, se ha demostrado que sentirse identificados con lo que llevamos, hace que nos sintamos más cómodos no sólo a la hora de vestirnos todos los días, sino también a la hora de desarrollar nuestro trabajo. Para eso, una prenda debe tener un buen patronaje, se debe adaptar a la profesión, al profesional y al negocio.

Una de las prendas más socorridas para cualquier ocasión es el denim, una prenda muy polivalente que según con qué lo combinemos podemos adaptarlo al estilo o el trabajo de distintos usuarios. Puedes incorporar una camiseta, camisa o polo, un jersey o una sudadera, una parka o un softshell...las combinaciones son infinitas (casi como nuestro catálogo ;)

El denim es tendencia y no sólo porque sea una prenda que todos tenemos en el armario, sino porque además cumple distintas funciones, la adaptación de nuestro sistema multibolsillos en el que un profesional puede distribuir de forma regular la carga. Y si, a mayores, incorpora remaches colocados en todos los puntos que suelen ser más susceptibles a la rotura, aumentando así la durabilidad de la prenda y por ende, el tiempo de uso, se convertirá en una prenda imprescindible.

El entorno

Cuando alguien debe escoger el uniforme que vestirá su equipo, una de las cosas en las que debe pensar es en las condiciones climatológicas o las características del puesto de trabajo, si pensamos por ejemplo en profesionales que se dedican a la gestión comercial, los dependientes de una tienda, el personal de oficina y otras profesiones que trabajan tanto en el interior como el exterior, tendremos que tener en cuenta que debe estar abrigado para cada situación.

La solución idónea es adaptar el vestuario profesional a nuestro sistema de capas, con el que se puede crear un look completo para cualquier estación del año, un ejemplo, es el que te proponemos a continuación: un look que combina la tecnología de montaña con el diseño de moda, consiguiendo un uniforme imprescindible para los profesionales de atención al cliente que citábamos en el párrafo anterior.

La capa principal es la base de cualquier conjunto, en este caso, un pantalón chino, de color beige, con un bolsillo colocado de forma estratégica para guardar el móvil sin restar movilidad, un bolsillo trasero con cremallera para guardar la cartera o el pase a las instalaciones y bolsillos en la parte delantera, uno de ellos compartimentado para llevar el bolígrafo.

Te proponemos que la combines con esta camisa tan versátil y que forma la capa superior. Tiene una gran ventaja: combina en cualquier estilo, década y casi cualquier complemento. Además, incorpora un sistema de mangas roll-up con la que el usuario se podrá adaptar fácilmente a los cambios de temperatura y con el que pensarás que es todo un must para ti y tu equipo comercial.

Para rematar el lookazo del 2019 puedes incorporar la bomber denim que combina softshell, una membrana cortavientos y un denim rico en algodón para el exterior. Como veis en la imagen inferior, mantiene las características principales como los elásticos en el bajo, el cuello y los puños o el bolsillo en la manga con cremallera con compartimentos para bolis o lápices, así como las cremalleras metálicas.

Y con este look acabamos con algunas de las tendencias en vestuario profesional para este 2019, comodidad, funcionalidad, estilo y diseño, al que te aconsejamos añadir la imagen de la empresa, consulta con los distribuidores las opciones para hacerlo y crea un uniforme con mucha personalidad.

En Monza hemos demostrado una vez más que todavía queda mucho recorrido en el vestuario profesional, mucha innovación y muchas novedades. Tendencias que se traducen en ropa cómoda para trabajar y con estilo. Y, el estilo es ese je ne sais quoi, que encontrarás en nuestro catálogo, lo que te representa y que ayuda a potenciar quiénes somos en la primera impresión y es que las prendas que nos ponemos día a día dicen mucho nosotros. ¿Quieres descubrirlo? Visita  www.obrerol-monza.com ;)

Copyright © Obrerol-Monza S.A.